El Valle de las Tristezas

El Valle de las Tristezas


El desierto de la Tatacoa fue llamado el Valle de las tristezas en 1538 por Gonzalo Jiménez de Quesada por los rastros de deterioro vistos en su terreno, este sitio es un bosque seco tropical y es la segunda zona árida más extensa de Colombia después de la Guajira.


El Valle de las Tristezas
El Valle de las Tristezas

La Tatacoa ocupa 330 Km de tierra color ocre (en el sector del Cusco) y gris con pincelazos del verde de los cactus (en la zona de los Hoyos), y se encuentra localizado al norte del Departamento del Huila (Colombia) en la zona urbana de Villavieja, es considerado como un rico yacimiento de fósiles y es un gran destino turístico.


El Valle de las Tristezas
El Valle de las Tristezas

El desierto de la Tatacoa es un lugar privilegiado geográficamente por su ubicación a 3º13' de Latitud Norte y 75º10' de Longitud Oeste, próxima al Ecuador Terrestre. Desde allí, se puede Observar las 88 constelaciones, realizar recorridos por los diversos objetos y apreciar fenómenos como lluvias de meteoros. Uno de sus mayores atractivos es que no cuenta con polución lumínica ni auditiva por lo cual se logra disfrutar del silencio y tranquilidad del lugar. Su observatorio está a 10 minutos de Villaviejo y es frecuentado por astrónomos y estudiantes de todo el país.


El Valle de las Tristezas
El Valle de las Tristezas

Los sitios más visitados son “El Cusco” o también llamado desierto rojo, ubicado en la entrada principal del parque si se llega desde Villavieja, allí se puede disfrutar sus cañones y laberintos, el recorrido tomara una o dos horas a pie. A solo 4 kms del observatorio se encuentra también “Ventanas“ donde se puede ver a plenitud el desierto y sus montañas aledañas y, después de 5 kms, se encuentra “Los Hoyos” o el desierto gris. Vale la pena pasar allí algunas horas caminando por los cañones grises y refrescarse en las piscinas naturales que ofrece el lugar.


El Valle de las Tristezas
El Valle de las Tristezas

Villavieja, es conocida como “la capital antropológica de Colombia”, allí se encuentra la capilla de Santa Bárbara, declarada monumento nacional y el Museo Paleontológico que recoge una vasta información sobre el desierto, los fósiles hallados y la región en general; los fósiles de moluscos, tortugas, roedores, armadillos y perezosos gigantes hallados por los científicos demuestran que la Tatacoa debió tener originariamente una flora exuberante, diversificada en especies.


Fuente: Informacion e imágenes tomadas de sitios web y blogs en internet.